Jorge González el gigante argentino que acabó en el Wrestling

La NBA esconde multitud de pequeñas historias de personajes que a veces, de forma tangencial, unen su destino con la mejor liga de baloncesto del planeta.

La historia del ya fallecido Jorge González quizás sea mejor comenzarla por el final ya que probablemente su final sea la parte más conocida de su historia y lo que le unió a la NBA sea un parte ya olvidada por muchos.

Jorge González nacido en El Colorado, Argentina, dedicó la última parte de su carrera profesional (1989-1995) al Wrestling profesional americano donde compitió bajo el apodo de El Gigante o Giant González tanto en la WCW como en la WWF.

El apodo de El Gigante le venía dado por su altura ya que media 2,32 cm y su aspecto era bastante intimidatorio y máxime con la indumentaria que decidió lucir como wrestler ya que salía a combatir con una malla corporal que parecía un cuerpo musculoso, peludo y sobre todo primitivo.

En el mundo del Wrestling se le recuerda por sus enfrentamientos con el Enterrador en el evento de la Wrestlemania. Por cierto del Enterrador también hablaremos más adelante ya que también tiene una historia que contar.

Jorge Gonzalez vs. Undertaker
Pues bien ahora viene la segunda parte de la historia la que le vincula con el baloncesto y particularmente con la NBA.

¿Pensáis que un deportista con esa edad y esa altura (2.32 cm) se le iba a escapar a los Scouters para el Draft de la NBA?

 Seguramente habréis acertado ya que la respuesta es evidentemente no, además en este caso aún con más justificación ya que González había jugado al baloncesto en su Argentina natal en Gimnasia y Esgrima La Plata y en el Sport Club Cañadense.

Debido a aquellas emporadas y a pesar de una lesión que casi le impidió llegar a jugar con el Cañadense, los Atlanta Hawks le eligieron en el puesto 54 del Draft de 1988, curiosamente justo detrás de otro recientemente fallecido jugador, Anthony Mason.

El Gigante González dejó algunas fotos imborrables sobre las canchas de baloncesto y al mismo tiempo un dato imborrable para el exitoso baloncesto argentino, ya que se convirtió en el primer jugador argentino de la historia drafteado.

Jorge Gonzalez y Romay

Aquí le vemos junto a Fernando Romay.

Si Jorge González hubiera llegado a debutar en la NBA se habría convertido con sus 2.32 en el jugador más alto de la historia por delante de Manute Bol y el rumano Gheorghe Muresan (2.31 ambos).

 De hecho es uno de los jugadores más altos que no llegó a jugar en la NBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *