Lo que significó perder a Michael Jordan

Las estadísticas en ocasiones no sirven para poder valorar todos los factores del impacto de un hecho deportivo, pero si que nos pueden servir para hacernos una idea aproximada de la relevancia de ese acontecimiento. En este caso vamos a ver en cifras lo que significó perder a Michael Jordan para los Chicago Bulls.

Tras el final de la temporada 1997-1998 Michael Jordan decidió colgar las botas por segunda vez en su carrera.

De esta forma el gran dominador del baloncesto de finales de los 80’s y de los años 90 finalizaba su vida deportiva en los Chicago Bulls.

Lo hacía desde el cenit que suponía ser Campeón de la NBA por sexta vez en su carrera. Posteriormente regresó para jugar un par de temporadas en los Wizards pero aquello fue más matar el gusanillo de jugar al basket que realmente competir.

La temporada 1998-1999 con un largo Lockout incluido, nacía sin la presencia del que probablemente sea a día de hoy el mejor jugador de todos los tiempos.

Los Chicago Bulls pasaban de ser favoritos al anillo a ser simplemente un equipo en reconstrucción, aunque el resultado fue todavía más desastroso.

perder a Michael Jordan

Perder a Michael Jordan significó para los Bulls pasar del cielo a los infiernos de la NBA

Estos son los datos reveladores del vacío que dejó Jordan:

  1. Los Bulls pasaron de hacer un balance de 62-20 (75,6% de victorias) en 1998 proclamándose Campeones de la NBA, a un balance de 13-37 (26% de victorias) ya que sólo se disputaron 50 partidos por el lockout y a no clasificarse para Playoffs.
  2. Las 13 victorias de los Bulls en 1999 son la peor marca de victorias en una temporada del conjunto de la ciudad del viento
  3. Pasaron de anotar 96.7 puntos por partido a 81.9 puntos en 1999, es decir, perdieron 14.8 puntos por partido de media pasando a ser el equipo menos anotador de la liga.
  4. El 10 de abril de 1999 los Chicago Bulls anotaron 49 puntos frente a los Heat en lo que supuso la menor anotación en un partido de la historia de la NBA
  5. Los Bulls anotaron 81.9 puntos de media por partido en la temporada 1998-1999, lo que supuso el record de menor anotación por partido de un equipo en la historia de la NBA.

Estos datos reflejan el impacto tan negativo que tuvo la marcha de Michael Jordan junto a la salida de Scottie Pippen de los Chicago Bulls.

Los Bulls no estaban preparados para la salida de His Airness y no existía ningún plan B y aquello quedo acreditado en una de las mayores caídas de la historia de un equipo de un año para otro.

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!