Las maldiciones más famosas de la historia NBA

Podemos llamarlas maldiciones (para los que crean en el mal fario) o bien tan sólo historias propias de la mala suerte, pero lo que está claro es que ha habido circunstancias en la NBA que han podido ser calificadas indistintamente como una u otra cosa.

Desde que comenzara la liga norteamericana en 1946 han sido muchas las leyendas que se han creado en torno a la mala suerte o maldiciones de jugadores y equipos de la NBA.

Algunas han ido cayendo por su propio peso y por el inexorable paso del tiempo pero otras todavía perduran.

Al final sea mala suerte u otra cosa, la cuestión es que son situaciones que se han dado y se dan todavía que son cuanto menos curiosas.

 Vamos a recordar las más famosas y conocidas, pero también algunas otras que se conoce o sabe menos de ellas.

Algunas de estas maldiciones están ya muertas porque han formado parte de la carrera de algún jugador, pero otras han sido y son parte de la historia de determinados equipos y por tanto están muy vivas.

Comenzamos con las mayores maldiciones o simplemente curiosidades de mala suerte de la historia de la NBA

 

La mala suerte de Elgin Baylor

eLGIN BAYLOR

Quizás sea una de las más conocidas ya que el gran Elgin Baylor fue uno de los mejores jugadores de la época y en general de la historia de la NBA

El excepcional jugador de los Angeles Lakers disputó 8 Finales de la NBA, las cuales perdió todas con el agravante del que en el año de su retirada por una lesión  a principio de la competición, los Lakers ganaron finalmente el Título de Campeón de la NBA.

Además para mayor mala suerte, el primer partido tras la retirada de Balor fue el inicio de la racha de 33 victorias consecutivas de los Lakers, lo que supuso el record de la NBA y de cualquier competición norteamericana.

El final de un gran talento de la NBA como Elgin Baylor conllevó un anillo y la mayor racha de victorias de la historia de la NBA para los Angeles Lakers.

 

La maldición de Atlanta

Los Atlanta Hawks es uno de los equipos que más veces ha cambiado de nombre y ubicación en la historia de la NBA.

Primero como los Tri-Cities Blackhawks pasaron por Iowa e Illinois, más tarde por Milwaukee y St. Louis y finalmente ya en 1968 llegaron a la ubicación actual en Atlanta.

Desde que llegaron a la ciudad de Georgia no han vuelto a una final de la NBA, ni han vuelto a tener un MVP.

 

El infortunio de Los Angeles Clippers

Clippers

Los Clippers siempre estuvieron a la sombra de los Lakers pero en las últimas temporadas se han convertido en el primer equipo de los Angeles.

La historia de los Clippers es breve y sencilla… desde su creación en 1970 nunca han llegado ni a Finales de Conferencia.

Han tenido equipo para llegar a ese nivel en la competición pero siempre en un momento dado la lesión menos oportuna ha tirado al traste las opciones de los Clippers.

 

El gemelo desafortunado Tom Van Arsdale

Tom Van Arsdale

Los hermanos Van Arsdale son un claro ejemplo de los dos lados de la fortuna.

En el negativo está Tom, que llegó a disputar 929 partidos en la NBA repartidos entre cinco equipos de la liga.

Pistons, Royals, Hawks, 76ers y Suns fueron sus destinos entre los cuales llegó a sumar 0 partidos de playoffs.

Fue tres veces All Star pero nunca llegó a Playoffs siendo el jugador de la historia que más partidos ha disputado en la liga sin llegar a conocer las fases finales.

Ya sabemos que hermano Van Arsdale planificaba las vacaciones de verano para la familia.

 

Los fracasos en el Draft de los Portland Trail Blazers

Lo de los Blazers en el Draft es digno de estudio.

Algo pasa en Oregon.

Desde los números 1 LaRue Martin o Greg Oden, pasando por Sam Bowie las elecciones de los Balzers quizás no hayan sido siempre las mejores… quizás esto explica su sequía de Títulos que sólo cambió con Bill Walton… que tan poco fue un dichoso de la fortuna precisamente.

 

Isiah Thomas y el Team USA

Isiah Thomas 1980

 

Por tres veces estuvo a punto de debutar Isiah Thomas en un Campeonato del Mundo o de los Juegos Olímpicos con el Team USA pero no lo logró nunca.

Primero el boicot norteamericano de los JJOO de Moscú 1980, segundo el veto de los Jordan, Magic y compañía en el Dream Team de 1992 y por último la lesión previa al inicial del Mundial de 1994.

No parece que Isiah estuviera destinado a triunfar en el combinado norteamericano.

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!