El momento estelar de la carrera de Jason Williams

El caso de Jason Williams es sin lugar a duda uno de los más peculiares de la historia reciente de la NBA.  Muchos jugadores son infravalorados en su paso por la liga norteamericana y con el paso del tiempo sus logros  se van poniendo en valor.

Chocolate Blanco pertenece a una clase de jugadores que el paso del tiempo y sus vídeos de Youtube los han colocado en una escala superior a lo que lograron e hicieron en sus carreras.

 Sus Highlights han redimensionado su paso por la NBA ya que realmente Jason Williams fue un buen jugador pero tampoco una super estrella ni mucho menos.

En la retina del gran público ha quedado el pase con el codo del All Star del año 2000 en el Rising Stars Challange y de hecho mucha gente piensa que aquel partido fue un All Star Game de la NBA pero curiosamente Jason Williams nunca fue All Star en su carrera.

Espectacular y efectista en su juego nunca llegó tampoco a tener grandes números en la liga llegando a promediar como topes 14.8 puntos en 2002 en los Grizzlies y 8.3 asistencias en 2003 también con los de Memphis.

El resto de su carrera fue la de un gran jugador pero no al nivel que parece en algunos vídeos de la red que le han encumbrado con los aficionados mucho más allá de lo que realmente llegó a ser.

Jason Williams

 El momento estelar de Jason Williams en la NBA llegó realmente en los Playoffs de 2006 cuando ganó el anillo con los Heat de Wade y O’Neal.

En aquellas series finales ya con 30 años Jason Williams explotó todo su potencial como base compartiendo cartel con otro veterano… Gary Payton.

En los 23 partidos que llevaron a los Heat a su primer Título de Campéon de la NBA Jason Williams disputó casi 30 minutos por partido protagonizando grandes actuaciones y siendo un jugador determinante para Pat Riley

Su mejor actuación fue en el sexto y último partido de las Finales de conferencia frente a los Detroit Pistons.

Aquel día Williams anotó 21 puntos con 10 de 12 en tiros de campo y además añadiendo 6 asistencias.

 El Jason Williams de aquellos Playoffs probablemente fue el que mayor nivel de estrella alcanzó en su carrera deportiva pero el gran público sólo recordamos sus pases mágicos y su juego 100% playground… así es la historia y así es también en ocasiones el baloncesto.

Os dejo con algunos de sus highlights que tanto nos gustan…

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!