La historia del número 11 del jugón Jamal Crawford

Aaron Jamal Crawford no es uno de los jugadores más conocidos de la NBA. No es Lebron, ni Curry, ni Durant, Westbrook o Harden pero es uno de los mayores talentos que han pasado por la liga norteamericana en los últimos años.

Con los datos en la mano es un jugador que es uno de los máximos anotadores de tres puntos de la historia, el probablemente mejor sexto hombre de la historia (único jugador con 3 Premios a Mejor Sexto hombre del año) y posee el curioso record de ser el jugador que más jugadas de cuatro puntos ha protagonizado en la historia.

Sus datos estadísticos son los de un gran del baloncesto pero quizás no ha brillado tanto como merecía por su rol de sexto hombre y por quizás no haber estado en el lugar adecuado en el momento adecuado como atestiguan sus temporadas en los Bulls post Jordan, en los caóticos Knicks de principios de siglo, en los Warriors pre Curry o en los Clippers, el equipo sin finales en la historia de la NBA.

Esto es lo que dice la fría hoja de servicios de Jamal Crawford.

Ahora bien, Jcrossover es mucho más que eso.

Jamal Crawford nació en 1980 y creció degustando el exquisito basket de los 80’s y ahí la pléyade de estrellas estaba encabezada por los Magic, Jordan, Drexler, Bird o Isiah Thomas.

Precisamente este último fue el espejo e ídolo que eligió nuestro protagonista.

Jamal Crawford 11

Jamal Crawford decidió utilizar el número 11 en honor a su jugador favorito Isiah Thomas

De jugón a jugón Crawford puso sus ojos y admiración en la estrella de los Detroit Pistons.

Grandes ambos en el uno contra uno, Crawford desarrolló uno de los mejores crossover que se han visto en la liga en los últimos años.

Curiosamente Crawford jugó dos años en los Knicks a las ordenes de Isiah Thomas como entrenador.

Aquella etapa fue bastante mala para los Knicks que no llegaron a clasificarse ni para playoffs.

Jamal Crawford era una de las estrellas de aquel equipo que reunía gran talento pero también a muchos de los peores piezas de la época… Zach Randolph, Renaldo Balkman, Nate Robinson, Eddy Curry o Stephon Marbury… unos angelitos.

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!