Los Alienígenas del Siglo XXI en la NBA: Kevin Garnett

Kevin Garnett diseñado para jugar al baloncesto programado para competir y creado con energía suficiente para llegar hasta donde él quiera llegar. Su límite… “la sospecha”.
 
La sospecha de haber hecho un pacto con el diablo, o incluso a veces, de parecer serlo.
 
Más de un jugador y de un aficionado de la NBA habrá soñado con un Garnett rojo rodeado de llamas, con cuernos, perilla de chivo y un tridente sentado en las puertas del Averno para seguir haciéndolos sufrir.
 
Garnett es el Soldado Universal perfecto el paradigma del jugador Total de otra era, un físico creado en algún laboratorio del ártico para dominar la historia del baloncesto. Un unicornio.
 
Lo tenía todo velocidad, tiro, rebote, encarar el aro, robar balones, intensidad, compititividad, pase, cabeza, hacer pensar a sus rivales… etc… Kevin podía haber ser en lo colectivo mucho más de lo que ha sido pero le ha faltado un poco de suerte haciéndolo estar en el momento de la historia adecuado.
 

 KEVIN GARNETT EN 1995

KEVIN GARNETT EN 2016

Kevin Garnett
 
Del Garnett cándido a la  intensidad del Garnett que dominó la NBA. Dos fotos que podrían resumir una carrera.
 
Si nos teletransportaramos en el Delorean de Regreso al futuro y marcáramos la fecha de su debut en la NBA (finales de octubre, principios de noviembre de 1995) nos encontraríamos un mundo así:
 
Musicalmente sonaba como número 1, el You are not Alone de Michael Jackson, e Iberia sumergida de Héroes del Silencio.
 
Se estrenaba en el cine Pocahontas, y El día de la Bestia (casualmente….) de Alex de la Iglesia y ganaba el Oscar a Mejor Película Braveheart.
 
Como otras efemérides deportivas de aquel año, George Weah, fue nombrado Balón de Oro, los Rockets ganaban la NBA, Michael Schumacher la F1 y la liga de campeones la ganaba el Ajax de Amsterdam.
 
Por aquel entonces Andrew Wiggins tenía 1 año.
 

(Continúa…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *