Danny Ainge… El deportista total norteamericano

Quizás cuando hayas leído el título de este artículo hayas pensado que tenía un tono irónico o sarcástico, pero realmente no lo tiene, es un título totalmente descriptivo a lo que tan sólo Danny Ainge ha logrado conseguir.

El que fuera jugador más conocido por ser escolta de los Celtics de Larry Bird y compañía, se ganó la fama por su estilo de juego aguerrido y por no dejar nunca de luchar por un sólo balón… costara lo que costara.

Gran tirador de larga distancia y defensor, fue el complemento perfecto para unos Celtics que en los 80’s aspiraban a todo año tras año.

Ainge fue uno de los grandes robos del Draft de los 80’s ya que los Boston Celtics le eligieron en la posición 31 del Draft de 1981.

Aquella posición en el Draft realmente no se correspondía con la calidad deportiva, ni por lo demostrado en su etapa en la NCAA sino que se debía a que Ainge ya tenía un contrato profesional en el mundo del Béisbol originado en su gran polivalencia deportiva.

Danny Ainge BlueJays Celtics

Danny Ainge en su etapa en el Instituto logró convertirse en el deportista total americano tras ser nombrado All American en Béisbol, Fútbol Americano y Baloncesto.

De hecho, es el único caso en la historia del deporte norteamericano en lograr las tres distinciones en los tres deportes por excelencia del país de las barras y estrellas.

Esto le hizo prácticamente poder optar por cualquiera de los tres deportes al término de la etapa del Instituto.

Decidió jugar profesionalmente con los Toronto Blue Jays de Béisbol y al mismo tiempo jugar al baloncesto en la Brigham Young University de la NCAA I.

Es curioso que un tipo como Ainge que podía pasar físicamente desde por un ejecutivo de Wall Street, a un fontanero como por un vendedor de seguros, sea el paradigma de deportista total norteamericano.

Finalmente a los Celtics les salió bien la apuesta arriesgada de Ainge ya que podía ser que nunca pudiera jugar en la liga y que mantuviera su carrera deportiva en las grandes ligas de Béisbol.

A aquella decisión ayudó que los Celtics eran los actuales campeones de la NBA y que Danny Ainge era un jugador muy del corte del gusto de Red Auerbach y sobre todo del Boston Garden.

La apuesta salió cara para los Celtics y el resto es historia…

 

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!