La incontestable reivindicación de Scottie Pippen

Una de las preguntas más recurrentes en la NBA es saber que hubiera pasado si determinados jugadores no hubieran jugado juntos. Esas uniones han sido formulas de éxito comprobadas pero lo realmente curioso sería saber que hubiera pasado si no hubieran compartido equipos. Algunas de esas famosas parejas son por ejemplo Magic y Worthy, Oscar Robertson y Kareem Abdul Jabbar, Julius Erving y Moses Malone, Dumars e Isiah Thomas, Lebron y Wade o Stephen Curry pero la que sin duda plantea más comentarios es la de Michael Jordan y Scottie Pippen.

En teoría es muy dificil poner en valor a un jugador al lado del que para muchos es el mejor jugador de todos los tiempos.

Con ese handicap de partida, todo parece que la suma de Michael Jordan y de Scottie Pippen fue una sinergia positiva pero sigue pareciendo que el elemento determinante siempre fue Jordan.

Sin duda, Jordan fue el elemento diferencial pero un jugador como Pippen le hizo mejor y a Pippen un jugador como Jordan también aunque en menor medida.

Pippen siempre estuvo y estará a la sombra histórica de Jordan aunque el alero de los Bulls intento quitarse ese Sambenito de encima con una clara reivindicación deportiva tras la primera retirada de His Airness.

Más allá de la espectacular temporada regular de 1994 donde realizó los mejores números de su carrera en puntos, rebotes y robos, y en la que quedó tercero en la votación del MVP de temporada regular tras Olajuwon y Robinson, el 13 de Febrero de 1994 se reivindicó como estrella de la NBA en el mejor sitio para hacerlo.

Scottie Pippen MVP

Scottie Pippen ganó el MVP del All Star de 1994 haciendo un partido simplemente estelar.

El jugador de los Bulls hizo lo que no quiso hacer en ninguno de los otros 6 All Star que disputó en su carrera.

Pippen anotó 29 puntos para liderar al Este a una victoria por 127 a 118 sobre la conferencia Oeste.

Como datos más significativos de su gran partido hay que mencionar que fue el máximo anotador del partido, atrapó 11 rebotes, dio 2 asistencias y robó 4 balones. Todo ello además con unos grandes porcentajes de tiro del 55.6% en triple y un 60% en tiros de campo en general.

Scottie Pippen lanzó al mundo la idea de que él también era una gran estrella de la NBA y aquel partido dio buena muestra de su calidad ante los mejores jugadores de la liga.

Un grande al lado del más grande… pero un grande sin duda.

Os dejo el video de uno de los mates más conocidos de Pippen… que le pregunten a Pat Ewing como se las gastaba Pip:

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!