Nikola Jokic… el último Da Vinci de la NBA

El 26 de junio de 2014 los Denver Nuggets hicieron honor a su propio nombre y encontraron una pepita de oro en el  puesto 41 del Draft de aquella temporada. Esa pepita, de nombre Nikola Jokic, llegaba en forma de pivot de 2.13 cm recién salido del Mega Leks de la liga Serbia. 

Para medir lo que se valoró en aquel momento el talento de Nikola Jokic tan sólo es necesario mostrar dos datos:

1.- Fue el cuarto pivot puro elegido en aquel Draft

2.- Realmente la primera opción de pivot que buscaban los Nuggets fue Jusuf Nurkic que entró en la operación de Doug McDermott y los Chicago Bulls

Con estos antecedentes parece que los Denver Nuggets aquella noche consiguieron uno de los grandes robos del Draft en los últimos años sin ser conscientes del jugador que acababan de conseguir.

Nikola Jokic no dio el salto directamente a la NBA y pasó un año más en Serbia lo que le sirvió para seguir creciendo deportivamente y llegar a la NBA en la temporada siguiente como un jugador mucho más completo.

Ese último año en el Mega Leks serbio probablemente fue esencial para la carrera de Jokic.

A partir de su llegada a la NBA su crecimiento deportivo ha sido incesante e imparable amparado en un talento innato para el juego colectivo y unos fundamentos técnicos de máximo nivel.

Año tras año Nikola ha ido creciendo en su estadísticas personales y sobre todo ha hecho crecer a los Denver Nuggets en torno a su figura, liderazgo e incuestionable talento.

nikola jokic nuggets

De Nikola Jokic se ha llegado a decir que es un jugador capaz de hacer todo y bien en una cancha de baloncesto sin correr, ni saltar, lo cual es un tanto exagerado pero da muestra de que su juego destila esencia de baloncesto puro.

Es indudable que no es un perfil de pivot atlético, ni es un jugador dominante por su potencia física sino que ha logrado ser un jugador prevalente gracias a su capacidad de entender y saber jugar al baloncesto.

Todo esto es meramente conceptual y definir a Jokic como el último Da Vinci de la NBA en el sentido de ser un jugador capaz de hacer de todo y muy bien parece algo cara a la galeria pero los datos demuestran que esta definición guarda un trasfondo de pura realidad.

Tan sólo Russell Westbrook ha conseguido más triples dobles que Jokic en esta última temporada y las cifras estadísticas en cuanto a puntos, rebotes y asistencia combinados del serbio tan sólo son superadas por el mismísimo Wilt Chamberlain con el añadido del tiro de tres puntos que el todopoderoso Chamberlain no tenía en su arsenal.

De hecho, no ha habido ningún pivot en la historia que promedio más asistencias que Jokic salvo el Wilt Chamberlain de la temporada 1967-1968, en la cual fue nombrado MVP de la NBA

Las cifras de Nikola Jokic simplemente llevan al jugador serbio a otro estrato por el talento puro que genera un nivel de polivalencia que le permite jugar a un baloncesto donde todo parece más sencillo.

Nikola Jokic parece que siempre estuvo ahí pero tan sólo acaba de llegar a la NBA. 

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!