El primer gran éxito de Magic Johnson

En ocasiones en la vida para poder valorar los acontecimientos presentes, es necesario esperar un cierto tiempo y hacer una retrospectiva pasado un determinado periodo. Probablemente cuando llegó el primer gran éxito de Magic Johnson, nadie podría imaginar que ese triunfo marcaría su carrera porque tan sólo acababa de comenzar una rivalidad que duraría toda su vida deportiva.

En 1979 Magic Johnson lideraba a los Spartans de la Universidad de Michigan con la firme intención de lograr el Título de Campeón de la NCAA tras haberse quedado el año anterior a las puertas de alcanzar la Final Four.

Los rivales de Michigan eran las grandes universidades de siempre (Kentucky, Duke, Indiana, UCLA…) pero nadie contaba con la pequeña Universidad de Indiana State donde un joven jugador de West Baden (Indiana) lideraba un equipo que llegó más lejos de lo que nadie podría imaginar.

En aquella temporada (1978-1979) se comenzó a forjar una de las grandes rivalidades de la historia de la NBA que tuvo su antesala en el baloncesto universitario.

Indiana State desde la Midwest y Michigan State desde la Mideast lograban llegar a la Final Four para poder luchar por el Campeonato de la NCAA.

Cada equipo cumplió con sus respectivos compromisos en las semifinales del torneo y la final soñada tuvo lugar. El primer duelo de Magic Johnson y Larry Bird estaba servido.

Magic y Bird 1979

Sigue leyendo

La noche que cayó el Imperio UCLA

La formula John Wooden – UCLA en su balance histórico ha sido la mejor de la historia de la NCAA pero esa formula tardó en comenzar a dar sus éxitos. Desde que Wooden comenzara a dirigir a los Bruins en 1948 hasta que ganó su primer campeonato en 1964 pasaron más de 15 años. Eso sí a partir de ese momento comenzó la imponente era del Imperio UCLA.

Ese imperio ganó 10 Títulos en 12 años con una superioridad casi absoluta.

Jugadores como Walt Hazzard (Mahdi Abdul-Rahman), Gail Goodrich, Lew Alcindor (Kareem), Lucius Allen, sideny Wicks, Curtis Rowe, Bill Walton, Keith Wilkens (Jamaal) o David Meyers fueron los hombres que construyeron junto a Wooden el mayor dominio de una universidad en la historia de la liga universitaria de Estados Unidos.

Curiosamente en aquella pléyade de jugadores se percibe claramente aquel espíritu abierto de UCLA con varios jugadores que cambiaron su nombre al Islam.

Más allá de esta anécdota, el programa deportivo de UCLA funcionaba a la perfección. Era capaz de captar talento y de transformarlo en éxito deportivo.

Tal fue ese éxito que tras dos Títulos consecutivos en 1964 y 1965 y el año de ausencia en 1966 en las series finales, comenzó el mayor dominio de la historia de la NCAA.

De la mano de Lew Alcindor los Bruins encadenaron tres títulos más en 1967, 1968 y 1969. Posteriormente Sidney Wicks lideró de nuevo a UCLA a otros dos Campeonatos más en 1970 y 1971 hasta que comenzó la era Walton que completaría dos temporadas perfectas con un balance de 30-0 y que llevaría a UCLA a ganar un total de 7 Títulos consecutivos.

Wooden y Walton

Sigue leyendo

Algo pasa con la Final Four de la NCAA

Tras finalizar el famoso March Madness los equipos que ganan sus respectivas finales regionales pasan a disputar la famosa Final Four de la NCAA. De hecho el concepto de Final Four tiene su origen en este tipo de competición
Este año las universidades de Villanova, Oklahoma, North Carolina y Syracuse se disputaran el campeonato en la ciudad tejana de Houston en el NRG Stadium los días 2 (semifinales) y 4 (Final) de Abril.

 

Los equipos finalistas han tenido que pasar las 4 rondas y prevalecer en el Top Sixteen para llegar a tener esa condición de aspirantes al Título de la competición. Un auténtico ejercicio de supervivencia en partidos a vida o muerte… no hay margen de error.
De la famosa y originaria Final Four cada año se nombra a un mejor jugador de la competición, es decir, lo que vendría a ser un premio de MVP pero sólo de las finales.
Desde hace más de 30 años siempre se ha elegido como jugador más valioso de esa final a un jugador del equipo ganador de la final aunque realmente no tiene porque serlo.
El último jugador en conseguir tal distinción y que su equipo no fue campeón de la NCAA fue Hakeem Olajuwon en 1983 con los Cougars de la Universidad de Houston.
Ese dato del pivot de origen nigeriano es sin duda muy relevante pero también es el origen de otro dato que muestra que algo está pasando en la NCAA desde hace ya más de 30 años.