El día que Michael Jordan vaciló a Dikembe Mutombo

Que Michael Jordan y Dikembe Mutombo nunca se llevaron muy bien (en lo deportivo) es algo conocido por toda la NBA. Mutombo con su actitud e intensidad defensiva nunca casó bien con la figura de Michael Jordan, al cual no es que precisamente le amedrentaran las actitudes provocativas de Mutombo. De hecho, probablemente esa actitud del pivot congoleño motivó a que His Airness fuera siempre al encuentro del pivot africano. Como consecuencia de este reto continuo legó el día en que más expresamente Jordan vaciló a Dikembe Mutombo.

La obsesión de Mutombo era taponar a Michael Jordan y la de Jordan era la de machacar por encima de Mutombo debido a las provocaciones de este diciéndole que no podía hacerlo.

Con Jordan la actitud del “Not in my House” se quedó pequeña para la obsesión de Mutombo.

Si a esta actitud le añadimos los famosos codos de Dikembe, ya teníamos el cóctel perfecto para que Michael Jordan entrara al trapo al juego de Mutombo.

Mutombo y Jordan

Sigue leyendo

Los extraordinarios 40 puntos de Joe Dumars

Los Detroit Pistons campeones de la NBA en los años 1989 y 1990 tuvieron un líder incuestionable en Isiah Thomas y una serie de jugadores sobre los que se construyó un equipo que ha pasado a la historia como los temidos Bad Boys. Entre aquellos jugadores que se ponían el mono de trabajo para jugar al baloncesto que fuera necesario dependiendo de las circunstancias y rival hubo otro jugador al margen de Thomas que fue clave en aquel equipo por su gran calidad y su saber estar en un segundo plano a la sombra de Thomas. Hablamos como no de Joe Dumars.

El pequeño escolta de los Pistons formó con Isiah Thomas uno de los mejores backcourts de finales de los 80’s y principios de los 90’s.

Joe Dumars supo saber estar en ese segundo plano para que Isiah Thomas no encontrara en él un rival tipo al que encontró en Adrian Dantley y que llevó finalmente al Profesor fuera de los Pistons.

A pesar de ese trabajo fuera de los focos Dumars logró ser 6 veces All Star y promedió casi toda su carrera dobles dígitos.

De hecho finalizó su carrera tras 14 años en los Pistons promediando unos meritorios 16.1 puntos, 2.2 rebotes y 4.5 asistencias.

El momento más álgido de su carrera llegó en las Finales de 1989 cuando consiguió convertirse en MVP aunque años más tarde conseguiría un hecho insólito que a día de hoy mantiene como hombre record en la NBA.

joe dumars MVP

Sigue leyendo

El jugador que ha anotado más tiros libres en un partido de la ACB

Desde que la ACB es ACB muchos grandes jugadores han pasado por la competición española. A mayor calidad y mayor protagonismo ofensivo mayor porcentaje de posibilidades de recibir faltas y por tanto de visitar la linea de tiros libres.
Para muchos la linea de los 4.60 es un lugar fatídico, un potro de torturas… pero para otros simplemente es el lugar donde acuden para sumar con asombrosa facilidad puntos sin mayor dificultad.
 Al final el tiro libre es técnica y concentración sin duda, pero también es cierto que en ocasiones el cansancio y la presión pueden afectar al nivel de efectividad hasta de los más avezados lanzadores de tiros libres.
En el caso del hombre record que más tiros ha anotado en un partido de la ACB es igual de sorprendente el hecho del número de tiros libres lanzados como el de los tiros libres anotados.
El record data ya de más de 25 años, es uno de esos records con solera que parece que nunca volveran a ser batidos pero que en cualquier momento pueden ser superados… sólo hace falta el día propicio y el lanzador adecuado.
Aquel día llegó el 21 de diciembre de 1991 en el encuentro entre el Forum Valladolid de Sabonis y el Oximesa Granada de…. un escolta americano de los de denominación raza blanco tirador.
Jeff Lamp

Sigue leyendo

Bill Sharman el francotirador de los Boston Celtics

Bill Sharman es uno de esos grandes jugadores de la NBA a los que sólo se les recuerda por anécdotas más que por sus exitosas carreras, incluso en el caso de Sharman también su etapa como entrenador ha dejado su etapa como jugador en una cierta nebulosa.
 
Lo primero debemos contextualizar temporalmente al escolta de los Boston Celtics. Sherman fue parte de los primeros Celtics de Cousy y Russell de finales de los 50’s pero se retiró con tan sólo 4 anillos en 1961.
 
Después de su retirada llegaron 7 anillos en los 8 años siguientes para los Boston Celtics.
 
Sherman fue parte del germen de la historia dorada del equipo con más Títulos de la NBA.
 
Fue uno de los mejores escoltas de su época, 8 veces All Star (MVP del All Star de 1955) y acabó su carrera con un promedio anotador de 17.8 puntos a los que añadió 3.9 rebotes y 3 asistencias por partido.
 
Cifras impresionantes para un jugador que jugó la mitad de su carrera sin reloj de posesión y enteramente sin la linea de tres puntos.
 
Esto hace que del record que vamos a hablar tome especial importancia en el caso de Sherman ya que hasta 1955 no se introdujo el reloj de posesión y por tanto en muchas ocasiones para conseguir el balón los equipos hacían faltas personales y los jugadores iban a la linea.  Cuanto más efectivos fueran más costaba al equipo que cometía la falta recuperar el balón.
 
Bill Sherman

El mejor tirador de tiros libres en unas finales de la NBA

Las Finales de la NBA es el momento más importante de la temporada en la competición.
Es el momento en que el los Campeones de la Conferencia Oeste y los Campeones de la Conferencia Este se enfrentan en una serie final al mejor de 7 partidos donde se definirá el Campéon de la NBA.
Las Finales de la NBA congregan a todo el planeta para ver que equipo de la NBA se convierte en ganador del Trofeo Larry O’Brien y se convierte en consecuencia en el mejor equipo del año de la liga y por tanto del mundo.
En la ronda final sólo puede haber un equipo ganador y cada partido que se juega es esencial para el éxito o el fracaso final, de hecho cada jugada es vital, cada pase perdido puede ser  irreparable, cada lanzamiento debe ser anotado y desde la linea de tiros libres no se puede fallar porque cada punto que se consigue durante el partido puede ser el punto de la victoria.
El tiro libre es una oportunidad de anotar un lanzamiento sin oposición que debe ser aprovechado por el jugador que se encuentra sólo en la linea y que tiene como único rival la presión psicológica, el público (en caso de jugar fuera de casa) y el cansancio.
A lo largo de la historia de las Finales de la NBA ha habido grandes actuaciones desde la linea como la de Vlade Divac en las finales de 1991 donde anotó un 13 de 13, la de Steve Kuberski en 1976 que anotó un 11 de 11, Bill Laimbeer en 1988 con un 10 de 10 o la de Dennis Scott en 1995 con un 9 de 9, pero hay una actuación todavía mejor que aunque no obtuvo el 100% hizo una serie simplemente casi perfecta.
Reggie Miller