Lakers vs Globetrotters… algo más que un partido

En 1948 se celebró uno de los partidos que ha tenido más importancia para la historia de la NBA. El 19 de febrero de 1948, en el Chicago Stadium, se disputó un Lakers vs Globetrotters que significó un punto de inflexión para el baloncesto, y más concretamente, para el devenir de la historia de la NBA.

En aquel momento ninguno de los dos equipos en liza formaba parte de la NBA (BAA en aquella época).

Los Minneapolis Lakers se acababan de crear como tal tras pasar un primer año en Detroit como los Gems. En aquel momento los Lakers disputaban la NBL y contaban con el mejor jugador del momento en el panorama norteamericano… George Mikan.

Por su parte, los Harlem Globetrotters eran un equipo muy distinto al que hoy en día conocemos. Era un equipo profesional y serio aunque no disputaba ninguna liga concreta, entre otros motivos, por ser un equipo con un carácter marcado racial al ser todos sus componentes jugadores negros.

Socialmente el baloncesto era un deporte segregado, es decir, por un lado jugaban los jugadores de raza blanca y por otro los de raza negra. En aquel momento se atribuían a los jugadores de raza negra unas limitaciones deportivas que distaban mucho de la realidad.

En teoría para algunos el nivel de coordinación y estrategia en el juego del hombre negro era inferior al del blanco (sin comentarios).

Los dueños de ambos equipos, Abe Saperstein (Globetrotters) y Max Winter (Lakers) acordaron disputar un partido de exhibición muy especial. Ambos consideraban que tenían el mejor equipo de baloncesto de Estados unidos y decidieron comprobarlo en un partido y pusieron como marco el incomparable Chicago Stadium.

El partido sirvió de antesala a un encuentro oficial de la BAA entre los Chicago Stags y los New York Knicks.

Sigue leyendo

Connie Hawkins… la estrella “casi” desterrada de la NBA

El caso de Connie Hawkins es el de un jugador proscrito al que tan sólo su calidad le salvó del ostracismo deportivo. Es una de esas situaciones de las que a día de hoy no daríamos crédito que sucediesen pero que realmente ha sucedido en la historia de la NBA, por una mera cuestión de autoprotección preventiva de la liga.

Hawkins fue una estrella social antes de ser una estrella profesional.

Nacido en las calles de Brooklyn fue uno de esos jugadores que crecieron en el baloncesto callejero apadrinado por Holcombe Rucker.

Las calles de Nueva York le permitieron crecer en el baloncesto diferente de Rucker Park, y donde o eras el mejor, o tenías que abandonar la cancha.

Esto optimizó su juego y le dio la oportunidad de llevar su baloncesto más allá de Brooklyn ya que se le concedió un beca en la Universidad de Iowa, desde donde probablemente daría un salto casi seguro a la deseada NBA.

Hasta aquí la historia de Connie Hawkins suena a final de feliz ya que logró crecer y salir de las calles de Brooklyn y llegar a la Universidad pero el destino le guardaba una mala pasada.

En 1961 antes de comenzar su temporada de freshman en Iowa cometió el error de pedir a un viejo conocido de Nueva York 200 dolares para cubrir algunos gastos escolares iniciales.

El problema fue que ese viejo conocido era nuestro viejo conocido Jack Molinas que había estado involucrado en diversas situaciones de amaño de partidos universitarios y profesionales.

Sigue leyendo

Bill Russell… algo más que una cuestión de elegancia

Bill Russell siempre ha sido conocido por no ser un personaje precisamente conformista. Desde sus complicados orígenes en Monroe (Lousiana) por los problemas raciales existentes, en una zona donde los derechos civiles para los negros se soslayaban continuamente, hasta su llegada y éxito en la NBA, tuvo que superar muchas circunstancias en su juventud en las que precisamente no fue bien tratado por el mero hecho de ser negro.

En aquella época en Estados Unidos se vivía un momento en la que las reivindicaciones sociales, por el lógico derecho a una igualdad de trato con los ciudadanos blancos, eran continuas.

La familia Russell se vio obligada a abandonar Monroe para trasladarse a Oakland (California) donde el ambiente social era muy distinto a la zona de los antiguos estados “algodoneros”.

Todo esto marcó la personalidad de Russell y este nunca se arrugó ante los desdenes y desplantes sufridos a lo largo de su carrera.

Uno de ellos llegó cuando ya era un proyecto firme de estrella, cuando ya había triunfado con los Dons de la Universidad de San Francisco, tras ganar en dos ocasiones consecutivas la NCAA en 1955 y en 1956.

En aquel momento muchos de los jugadores de raza negra tenían en el baloncesto la mejor oportunidad para salir de la pobreza. Para ello debían dar el salto al profesionalismo ya que la NCAA era un deporte amateur y no se podría cobrar por ello.

Las principales opciones que se les abrían a los jugadores de la época eran jugar en ligas menores profesionales, ir a la NBA o bien fichar por un equipo muy especial… los Harlem Globetrotters.

Aquellos Gobletrotters eran un equipo profesional serio aunque no participaban en ninguna liga concreta.

Bill Russell

Sigue leyendo

Wilt Chamberlain el único jugador NBA que tiene retirada su camiseta por los Harlem Globetrotters

Si hay un jugador en la NBA que atesora mil y un records, y múltiples historias y anécdotas en la liga ese hombre es el Gran Wilt Chamberlain.

Chamberlain como jugador cambió la historia de la NBA batiendo todos los records de anotación y rebotes habidos y por haber poniendo sus marcas en unas cotas que dificilmente se puedan alcanzar en el baloncesto moderno.

Su capacidad y superioridad física practicamente le hacían imparable frente a defensores que superaba con pasmosa facilidad.

El Chamberlain del que vamos a hablar en este artículo es del Chamberlain anterior a su desembarco en la NBA, el Chamberlain del periplo de los cuatro años obligatorios que debían pasar los jugadores en la universidad (o del periodo de graduación de su clase) antes de llegar a la liga.

En ese periodo de tiempo, Wil Chamberlain jugó en la Universidad de Kansas hasta que en su último año decidió cambiar de aires y probar a jugar con los Harlem Globetrotters con un contrato de 50.000 dolares de la época.

Chamberlain Globetrotters

Sigue leyendo

Wilt Chamberlain y las tres camisetas retiradas con el número 13

El hecho de conseguir que un equipo de la NBA retire un número de un jugador para que nadie más pueda volver a usarlo en honor a sus logros deportivos es una de las máximas distinciones que un jugador puede obtener en su carrera.

Ahora bien, que un jugador lo consiga en dos equipos diferentes es todavía más difícil y el club de jugadores que lo han hecho es muy reducido ya que es complicado que un jugador atesore logros y méritos suficientes en dos equipos a la vez ya que a mayor número de equipos en la carrera de un jugador, menor número de años en cada uno de ellos y por tanto menos tiempo llevando esa camiseta.

El caso de hoy es un caso todavía más dificil, de hecho es un caso único en la historia d ela NBA ya que sólo ha habido un jugador capaz de que 3 equipos de la NBA le tengan retirado su número por haber jugado en sus equipos y haber dejado una impronta tal que haga que ya ningún otro jugador pueda llevar su número.

Ese hombre es Wilt Chamberlain… el Goliath de Filadelfia.

Wilt Chamberlain 76ers

Wilt Chamberlain jugó durante 5 temporadas en los Filadelfia Warriors y en su herederos los San Francisco Warriors.
Sigue leyendo