Karl Malone… ¿el mayor error en la historia del Draft?

Cuando se habla del mayor error en la historia del Draft siempre se suele citar de forma recurrente la elección en tercer lugar del Draft de 1984 de Michael Jordan, pero realmente aquella decisión no fue un error como tal ya que más allá de valorar al jugador, se valoró la posición de juego de Jordan ya que tanto los Rockets como los Blazers querían un jugador interior. El caso de Karl Malone fue totalmente distinto.

En mi opinión la elección de Karl Malone en el puesto número 13 del Draft de 1985 si que puede ser el mayor error de la historia del Draft, muy por encima del caso de Michael Jordan.

El 18 de junio de 1985 se consumó por varios equipos el mayor error de valoración de un jugador en la historia del Draft, ya que el que iba a ser el segundo máximo anotador de la historia de la NBA, no fue elegido por varios equipos que seleccionaron antes a otros jugadores.

Lo grave del caso de El Cartero fue que directamente los equipos equipos que buscaban jugadores interiores priorizaron a otros antes que a él.

Karl Malone Lousiana Tech

Sigue leyendo

La NO maldición del número 13 del Draft de la NBA

La historia y el mito de que el número 13 es un símbolo de mala suerte suele ser fácilmente refutable. La historia del número 13 del Draft de la NBA es una de las mejores pruebas de que el número maldito no tiene porque ser sinónimo de mala fortuna, sino de todo lo contrario.

La cuestión de la elección número 13 en el Draft parte de que las posibilidades de obtener una buena elección de un gran jugador son inferiores en teoría las 12 elecciones anteriores.

Cada año el Draft pone en sorteo a los mejores talentos jóvenes del mundo del baloncesto, y según van pasando las elecciones y los equipos van eligiendo jugadores, cada vez es menos probable elegir un jugador de gran proyección en la liga, lo cual es lógico.

El Draft está rediseñado para redistribuir el talento deportivo para los equipos que peores resultados tienen en la liga. Es un sistema indirecto de elevar el nivel de la competeción.

Cada Draft tiene un gran trabajo previo por los equipos de la NBA. Se estudian a los jugadores elegibles y se analizan las demandas deportivas de cada equipo elector para que de esta forma se elija el mejor jugador posible para el equipo que tiene la posibilidad de elegir en un buen turno del draft.

Por todo esto es muy difícil que grandes jugadores caigan más allá de las 10 primeras posiciones del Draft, salvo que ese Draft reparta mucho más talento de los normal en una sola temporada.

De hecho, las posiciones posteriores a las 10 primeras, se pueden considerar abiertamente ya como robos del Draft ya que equipos con peores turnos de selección se llevan a jugadores que dan mucho mejor resultado que sus antecesores.

dRAFT 1996

Sigue leyendo

El peor Draft de la historia de la NBA

La historia de la NBA se ha escrito en paralelo al Draft de la NBA. El sistema de elección de los mejores talentos baloncestisticos del planeta ya no sólo tiene como fuente la NCAA sino que el baloncesto internacional es otra de las grandes fuentes de los equipos de la NBA. A lo largo de los años ha habido grandes camadas e incluso hay una serie de Draft consesuados como los mejores de la historia como los Draft de 1984, 1996 o 2003 pero también lo hay como el peor Draft de todos los tiempos.

Mediar la calidad de una clase del Draft se debe medir en el tiempo a medio-largo plazo.

Algunos jugadores desarrollan su potencial antes y otros después pero sólo cuando han pasado varios años se puede valorar si esos jugadores que llegaron a la liga juntos han formado una buena Clase del Draft.

Con una cierta perspectiva temporal se valoran los robos del Draft, las decepciones y los jugadores que han llegado a ser lo que se esperaba de ellos.

Al final los Draft se miden por lo que han logrado sus jugadores… existencia de MVP, de jugadores All Star, de presencias en Primeros equipos de la liga, anillos conquistados o incluso por su posterior entrada en el Hall of Fame.

Sea como sea la calidad del Draft se puede cuantificar y comparar y entre esas comparaciones hay un Draft que sale muy mal comparado con cualquier otro de la historia.

Draft 2000

Sigue leyendo

Los números 1 del Draft que nunca jugaron con sus electores

La historia del Draft de la NBA es consustancial a la historia de la propia liga. En 1947 comenzó el sistema de elección de los jugadores a través de la distribución entre los distintos equipos de la liga en aras de fomentar la competitividad e igualdad de la competición. La joya de la corona del sistema han sido año tras año los números 1 del Draft.

El Draft es el sistema por el cual muchas franquicias han podido conseguir derechos sobre jugadores de gran talento que sin este sistema quizás no habrían podido fichar nunca.

Los jugadores sueñan con jugar y triunfar en las grandes franquicias históricas como los Celtics, Lakers, Bulls, Warriors o 76ers pero no sueñan jugar en equipos como los Grizzlies, Raptors o Nuggets por ejemplo.

El premio gordo de la loteria del Draft de cada año es poder elegir el número 1 del draft.

Esa elección implica que un equipo puede elegir el mejor talento joven (seleccionable) del año y en torno a él poder construir el futuro de esa franquicia.

Los números 1 del Draft habitualmente han sido un sinónimo de salto de calidad para él equipo donde recalan aunque también ha habido algunas elecciones de números 1 que han sido nefastas.

Por otro lado también ha habido equipos que directamente por diferentes motivos no contaron o pudieron contar con esas primeras elecciones del draft.

A lo largo de la historia ha habido tres motivos principales por los que los números 1 no han llegado a jugar en los equipos que los eligieron.  Estos han sido básicamente traspasos, no llegar a jugar en la NBA y la coexistencia con la ABA.

Comenzamos a repasar cronológicamente los números 1 del Draft que nunca jugaron con los equipos que los eligieron

 

Sigue leyendo

Karl Malone el hombre que pudo ser un Cowboy

Tras la inmensa calidad que repartió del draft de 1984 con los Jordan, Olajuwon, Stockton o Charles Barkley llegó el Draft de 1985 con un plato fuerte indiscutible como era el todopoderoso pivot de la Universidad de Georgetown de origen Jamaicano Patrick Ewing aunque también llegaron otros jugadores de gran calidad pero con menor cartel que de los Hoyas como Xavier McDaniel, Chris Mullin, Terry Porter, Joe Dumars, A.C. Green o el propio Karl Malone.

El legendario Ala pivot de los Utah Jazz se formó en la Universidad de Louisiana Tech que sin ser una universidad menor tampoco era una de las grandes de la NCAA.

Esto hizo que muchos equipos se decantaran por otras opciones de juego interior previamente como Wayman Tisdale, Xavier McDaniel, Detlef Schrempf, Ed Pickney o Charles Oakley.

De hecho la prospección de Karl Malone era todavía inferior a la que obtuvo finalmente en el Draft (puesto 13 elegido por los Jazz) ya que como decíamos provenía de una universidad con poco cartel. 

Días antes del Draft en un torneo de exhibición en Dallas Karl Malone se enfrentó a jugadores veteranos ya en la liga y delante de su homónimo Moses Malone logró anotar 18 puntos y atrapó 13 rebotes lo que desde luego sirvió a los Jazz para reafirmar su apuesta por él.

La cuestión es que esa no era la idea que tenia en aquel momento el Cartero.

Karl Malone

Sigue leyendo